Nosotros Historia
Cleto Reyes Historia


Cleto Reyes Castro


Cleto Reyes Castro nació en la ciudad de México el 26 de abril de 1920, plena época de la reconstrucción nacional después de 10 años de lucha Revolucionaria. Debido a la difícil situación económica de su familia, a los 12 años empezó a trabajar en un taller de talabartería en el que se fabricaban artículos de baseball.


En 1936, mientras estudiaba la primaria frente a la Arena Peralvillo Cozumel, nació su gran afición al boxeo. En 1938 Cleto Reyes logró participar en un torneo de aficionados, ofreciendo tan buena pelea que motivó al público a arrojar monedas al ring; pero los golpes recibidos fueron suficientes para persuadirlo de no volver a pelear. Sin embargo, decidió arreglar los guantes que utilizó durante la pelea, iniciándose así en la fabricación de guantes.


Posteriormente obtuvo la aprobación de la Comisión de Box del Distrito Federal, y en el año de 1945 se utilizaron por primera vez los guantes de Cleto Reyes en un Campeoneato Mundial. "El Coso de la Condesa" fué el escenario de la pelea entre el segundo campeón mexicano Juan Zurita y Ike Williams.

Éste año fue muy importante, ya que Don Cleto decidió independizarse, contando siempre con la ayuda de su esposa e hijos.

En 1965 tuvo su primer representante en la Ciudad de Los Angeles, quien comenzó a distribuir sus artículos en las plazas más importantes de los Estados Unidos de América y otros países.

Fue en el año de 1970 que Alberto Reyes, hijo de Don Cleto, se une a los esfuerzos de su padre con una visión empresarial, registrando la marca Cleto Reyes en 1975 y fundando en 1979 lo que hoy en día es Industria Reyes, S.A. de C.V.

Actualmente los productos Cleto Reyes tienen un lugar privilegiado en el mercado internacional, son exportados a los cinco continentes y tienen la aprobación de las principales organizaciones de boxeo. Entre sus reconocimientos más notables se encuentra el Premio Nacional de Exportación en 1994.


En un principio la necesidad, después la pasión por el boxeo y más tarde la dedicación a su trabajo, fueron factores que impulsaron a Don Cleto Reyes Castro a entregar su vida al boxeo.