Catálogo 2021

catalogo cleto reyes 2021

Carrito de compras

 x 

Carrito vacío

Buscador del blog

Ricardo "Pajarito" Moreno quemó su alas de oro

Sábado, 07 Marzo 2020 16:12;

Por Rodolfo Rosales S.

Ricardo “Pajarito” Moreno usaba finos trajes de casimir inglés y manejaba un lujoso Cadillac. Eran sus épocas de bonanza, cuando sus plumas estaban cubiertas de oro puro, pero él mismo cortó su vuelo y terminó sus días en una jaula de tres por tres metros, en la ciudad de Durango, en un gimnasio irónicamente llamado “El Refugio”.

La vida de este gran pugilista que brilló en la década de los años 50, donde se vivió de todo, como la inauguración del Autódromo de la Ciudad de México, el temblor de 1957, que culminó con la caída de la columna del Ángel de la Independencia.

El boxeo no estuvo ajeno a esa modernidad y fue Ricardo Moreno quien estelarizó la primera función de boxeo en la majestuosa Arena México. Fue el sábado 28 de abril de 1956 ante el cubano Oscar Suárez, a  quien demolió en dos rounds para vencerlo por nocaut.

ricardo pajarito moreno 01

La arena se convirtió en una sucursal del manicomio, con una afición que idolatraba a Moreno, quien ese año filmó la película “Policías y ladrones”, al lado de Adalberto Martínez Resortes.

La fama y la fortuna lo hicieron perder la noción de la realidad, porque un año después, en 1957, filmó la cinta “La sombra del otro”, con Viruta y Capulina, además de Ana Bertha Lepe y las hermanas Lorena y Tere Velázquez.

El mundo de actuación lo envolvió; incluso se hizo gran amigo de Germán Valdés (Tin Tán), de quien se dice lo enseñó a vestir.

Se dice que su llegada al mundo del espectáculo lo llevó a las garras del alcoholismo, lo que fue el principio del fin de su carrera, la cual había construido a base de toletazos, pues al nacido el 7 de febrero de 1937 en Chalchihuites, Zacatecas, se le conocía como el “Barretero”, por su gran poder de nudillos.

Eso sí, no tenía técnica, pero le sobraba dinamita en sus nudillos y sencillez, era un peleador del pueblo y para el pueblo, por eso era un ídolo deportivo.

Y como dice el refrán popular “el que no tiene y llega a tener, loco se puede volver”. “El Pajarito” se dio una vida excesivamente lujosa tuvo de todo: un Cadillac con tapones de oro, una residencia en el Pedregal de San Ángel, una lancha para sus parrandas y un restaurante en Acapulco y cuenta la leyenda que para asombrar a los comensales, encendía sus cigarros con ¡billetes de 100 pesos!

ricardo pajarito moreno 01

Cuando más alto volaba, el mismo le puso alcohol a sus alas y las quemó. El vicio lo llevó a vivir lo peor del infierno en vida.

La vida de excesos le pasó la factura, dejó de pelear, se le acabó el dinero, dicen que durante un año con dos meses estuvo internado en un hospital psiquiátrico Campestre, rumbo a Puebla, porque cayó en la indigencia y decían que estaba loco.

Tras abandonar ese lugar, se le vio por los rumbos de Salto del Agua, donde estaba el gimnasio Jordán, donde vivió de la caridad, hasta que un día regresó a su natal Zacatecas, de donde partió a la Ciudad de Durango, donde lo dejaron vivir en un cuartucho, donde lejos de todos los lujos, falleció en una cama de cartón el 24 de junio de 2008.

Leído 3465 veces

¿POR QUÉ FABRICAMOS LOS MEJORES GUANTES DE BOX?

Nuestros guantes son hechos a mano, de manera artesanal

Tenemos altos estándares de control de calidad en su elaboración

Sobre todo, porque en cada detalle, está la pasión por entregar el mejor producto

ACERCA DE CLETO REYES

Cleto Reyes nació en la ciudad de México el 26 de abril de 1920...

Más información